02/05/15
No hay memoria cercana de una expectativa tan grande como la que despertó este choque entre Floyd Mayweather Jr y Manny Pacquiao. Desde el jueves Las Vegas multiplicó su ya formidable afluencia de turistas, especialmente en la inminencia de los fines de semana. Y la prueba se tuvo en la ceremonia del pesaje en el propio estadio Grand Garden Arena del MGM Grand. Con el inédito cobro de 10 dólares para el ingreso (siempre había sido gratuito) se agotaron las 16.800 localidades. La misma cantidad de público que asistirá esta noche al extraordinario acontecimiento boxístico. Y hubo gente -nos consta- que llegó a pagar 100 dólares por ese ticket de 10, en la reventa, para asistir a ese show inteligentemente planeado.

El retiro de las credenciales periodísticas para la pelea, en tanto, se habilitó a las 9 de la mañana. Sólo dos ventanillas (con el alfabeto dividido) para atender a cientos de periodistas. Era tan grande la cantidad de preacreditados de más de 100 países del mundo que la organización realizó un ajuste muy selectivo. Y muchos de los aceptados deberán conformarse con ver el combate en pantalla gigante en los dos centros de prensa habilitados. Tras más de una hora de paciente espera en una larga fila, este cronista tendrá el privilegio de ocupar una ubicación en el ring-side. Porque los antecedentes de las anteriores presencias en los últimos 35 años cuentan edit my essay.

Todo es más caro en estos días en Las Vegas. Las apuestas mínimas en los casinos, especialmente en el MGM Grand, los “souvenirs”, los elementos relacionados con los boxeadores. Y hasta el precio de las habitaciones en los hoteles circundantes. Basta un ejemplo: un cuarto en el MGM para un turista hoy costaba 1780 dólares. Y 1600 la noche anterior. Todo crece en Las Vegas. Y nadie se queja, aparentemente, en esta ciudad que es el ejemplo más acabado del consumismo. Y por eso los ingresos son siderales. En todos los aspectos.

La Pelea del Siglo XXI tuvo todos los condimentos previos. Y el gran aparato publicitario y promocional bien aceitado. Por eso se espera que se concrete la “ilusión” de llegar a los 3 millones de abonados en el Pay per View (Pague para Ver). Y, aunque no abundarán acontecimientos parecidos en el futuro cercano, parece claro que el espléndido Garden Arena ya queda chico. Y por eso ya está en plena construcción otro, muy cercano, a menos de 500 metros del MGM Grand. Se abrió una calle entre el New York New York y el Tropicana y al fondo se percibe la estructura de “Las Vegas Arena” un estadio ultra moderno con capacidad para 20 mil personas que abrirá sus puertas en mayo de 2016. Y la rueda seguirá girando. Las grandes peleas se hacían a comienzos de los 80 en estadios tubulares armados en las gigantesca playa de estacionamiento del Caesars Palace. Incluso se hizo en ese predio una carrera de Fórrmula Uno. Poco después de la inauguración de The Mirage, en 1989, se realizó el combate entre Evander Hollyfield y Buster Douglas, el sorpresivo vencedor de Mike Tyson en octubre de 1990. Luego hubo algunas reuniones en el Mandallay Bay (incluso peleó allí el Chino Maydana con Amir Khan) Y varias grande en el Mack y Thomas Center, de la Universidad de Nevada hasta que con la figura de Floyd Mayweather como principal estandarte se hizo fuerte el MGM Grand para ocupar el rango de la Meca del Boxeo, algo que antiguamente era propiedad del Madison Square Garden de Nueva York. ¿Pronto lo será el Las Vegas Arena?

Comparte este enlace:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter