A horas de la pelea de Sergio “Maravilla” Martínez y Julio César Chávez Jr., Las Vegas va tomando color, que ya tiene mucho de celeste y blanco. Es que en el marco de una pelea de gran envergadura que hacía rato no protagonizaba un boxeador argentino, llegó una cantidad enorme de aficionados argentinos,algo que no se veía desde hacía mucho tiempo.

 

El combate será este sábado en el Centro de Convenciones Thomas & Mack Center, un lugar no acostumbrado a albergar boxeo sino partidos de baloncesto y espectáculos de la talla de Batman Live, el mismo que se presentó hace unos meses en el Luna Park de Buenos Aires. La recaudación, esperan, sea muy grande pero no sólo por las 20 mil personas que lo vivirán allí (con precios que van desde los 25 dólares hasta los 600, sino por el millón de televidentes que se cree pedirán el servicio de pay per view (paga para ver) que se puso a disposición.

 

Comparte este enlace:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter